miércoles, 26 de octubre de 2011

La otra parte de mí...


Palabras juntas, sin sentido aparente, solo necesitaba volver a escribir...


El Bosque Oscuro terminó siendo mucho más grande de lo que esperaba, mucho más frío y aterrador de lo que estaba preparada.

¿Cómo fue eso posible?

Recuerdo perfectamente la primera vez que entré en él, la sensación que me generó. Estaba aterrada, sí, no podía ver nada en su profunda oscuridad, si, y el frío no me permitía mover con facilidad, si... Pero esto es nuevo, esto que experimento supera completamente mis expectativas.
Como si fuera otro bosque o como si estuviera evolucionando en algo peor. ¿Puede estar esto sucediendo verdaderamente?

Mi mente es muy hábil y es capaz de crear escenarios donde no los hay. ¿Y si esto es producto de mi mente? ¿Y si verdaderamente no estoy en el Bosque Oscuro y solo estoy perdida en los recónditos espacios de mi perturbada mente? De ser cierto, esto es un sueño, no, mucho peor, una pesadilla. Pero se siente tan real, tan calada en mi alma...

Demetrius no está, Embrace mucho menos. No los siento cerca ni lejos, como si no existieran. Como si estuviera sola, perdida, abandonada y confundida. Pedro no puede ayudarme, mis padres tampoco. Estoy sola, me estoy dando cuenta que estoy sola.

Pero eso no puede detenerme. He estado sola antes, me he perdido en el verdadero Bosque Oscuro muchas veces y he logrado encontrar la salida sola. Puedo confiar en mí, voy a poder salir de esto. Aunque tenga que atravesar otros espacios de mi mente que no quiera cruzar, aunque tenga que enfrentarme conmigo misma, esa que parece no querer escapar de la oscuridad. No te voy a dejar, no te voy a abandonar. Te voy a ayudar...

Podes confiar en mí.